La leishmaniosis canina

¿QUÉ ES LA LEISHMANIOSIS?

La Leishmaniosis es una enfermedad producida por un parásito microscópico sanguíneo que infecta las células defensoras del organismo. Estas células se encuentran en la sangre, pero también en otros órganos, como el hígado, el bazo, los ganglios, el intestino, la piel, la médula, el sistema nervioso...

La enfermedad se encuentra en toda la península excepto algunas  zonas de la cornisa Cantábrica.

CASTILLA Y LEÓN es una de las zonas de España más afectadas, con un 10-15% DE LOS PERROS POSITIVOS a la enfermedad.

 

¿CÓMO SE TRANSMITE?

La transmite el mosquito flebotomo , que vive principalmente en zonas terrestres con suelos ricos en materia orgánica, como bosques, parques y jardines.

 Durante el día permanece en lugares sombríos y húmedos, como grietas y agujeros en los muros de piedra, sótanos y establos. Al ponerse el sol, el mosquito se activa y pica al perro para alimentarse. Si el perro estaba infectado, al cabo de una semana, esas Leishmanias maduran y cuando el mosquito pica a otro perro las inocula, transmitiéndole la enfermedad.

La temporada de mosquitos en nuestra zona se corresponde con los meses de calor (de abril a octubre), aunque en regiones cálidas pueden estar activos todo el año.

SIN EL MOSQUITO LAS LEISHMANIAS NO PUEDEN MADURAR NI TRANSMITIRSE.

 

¿CÓMO PUEDE DAÑAR A MI PERRO?

Una vez el perro está infectado, los signos de la enfermedad pueden tardar de 3 a 18 meses en aparecer, y son muy variados, como delgadez, fiebre, decaimiento, pérdida de pelo (alrededor de los ojos, orejas y nariz), diarrea, vómitos, aumento de la cantidad de agua que bebe ...

La mayoría de los perros afectados que no recibe tratamiento acaba muriendo a consecuencia de la enfermedad.

 

¿PUEDO YO CONTAGIARME?

Las personas, al igual que los perros, se contagian a través de la picadura del mosquito flebotomo. Están en riesgo de padecer la enfermedad principalmente las personas inmunodeprimidas (transplantes, tratamientos de quimioterapia, VIH+...)

Aunque los perros actúan como reservorio de la enfermedad, EN NINGÚN CASO EXISTE CONTAGIO POR CONTACTO DIRECTO CON EL PERRO.

 

¿TIENE TRATAMIENTO?

La enfermedad puede tratarse con medicamentos por boca o inyectados, siempre bajo control veterinario.

Cuanto antes se empiece a tratar el perro, mejores serán los resultados.

 

¿CÓMO SE PREVIENE LA ENFERMEDAD?

Lo primero es PREVENIR LA PICADURA DEL FLEBÓTOMO, para evitar el contagio:

. Collares antiparasitarios o pipetas antiparasitarias con deltametrina (consulta siempre a tu veterinario)

. Evitar pasearlo al atardecer en épocas de calor, que no duerma a la intemperie y eliminar basura y acúmulos de materia orgánica de tu jardín o parcela.

Lo segundo es VACUNAR todos los años, para disminuir los síntomas en caso de contagio.

En tercer lugar, es importante REALIZAR UN CHEQUEO antes de la vacuna, y también anualmente en animales no vacunados, para detectar la enfermedad en fases iniciales, y poderla tratar a tiempo.